Cartera a nombre de los hijos

¡Hola de nuevo!

Cazadividendos va a publicar próximamente una entrada sobre hacer una cartera a nombre de los hijos, por lo que me ha parecido que puede ser útil realizar un artículo con aspectos a tener en cuenta.

Van a ser cuatro pinceladas, así que cualquier duda consultarla y lo vamos completando entrando más al detalle.

¿Cómo crear una cartera a nombre de los hijos?

Se me ocurren dos supuestos:

a) Con el dinero que les regalen o regalemos podemos comprarles directamente acciones, fondos, etc. En este caso esa cartera y sus rendimientos (dividendos) son propiedad de nuestros hijos.

b) Si tenemos una cartera a nuestro nombre podemos donarles el usufructo sobre la misma, con lo que los rendimientos pasarán a ser de nuestros hijos pero la cartera seguirá en nuestro poder. Sobre el tema de los usufructos tenéis varios artículos. Puede ser algo más complejo pero nos puede producir un gran ahorro fiscal.

En el supuesto b) tendremos que liquidar el Impuesto sobre Donaciones e intentar que el broker declare directamente los dividendos a nombre de nuestros hijos para evitar “cartas” de la AEAT y tener que perder tiempo en dar explicaciones.

En el supuesto a) tenemos la problemática de declarar o no esos “regalos”. Esto lo comentamos en esta entrada

Consecuencias en el Impuesto sobre la Renta

Por los hijos existen varios “descuentos” que podemos aplicarnos como padres, salvo que aquéllos se pasen de determinados ingresos. Alguien que esté formando cartera ha de tener cuidado con este punto, ya que lo que gana por un lado puede perderlo por otro.

Hasta cierto nivel de ingresos (1.800 €) el hijo puede hacer la renta recuperando las retenciones, y los padres a su vez ponerlo en su renta para aplicarse los “descuentos” por hijos. Mientras se está formando cartera seguramente sea el punto óptimo que hemos de tratar de conseguir, que todos los miembros del grupo familiar se aproximen a ese nivel de rendimientos. Una vez alcanzado habría que hacer números para ver si interesa vía usufructo pasar los rendimientos de los padres a los hijos y aprovechar el mínimo personal de los 5.550 €.

Para el que ya haya conseguido la independencia financiera o tenga ya unos rendimientos importantes lo mejor será directamente intentar distribuir los ingresos entre el grupo familiar, para aprovechar los 5.550 € de mínimo personal que tiene cada contribuyente.

Simulación de actos con el mero objetivo de tener un ahorro fiscal

Si decidimos crear una cartera a nombre de los hijos o “pasarles” los rendimientos vía usufructo hemos de tener en cuenta que son de nuestros hijos y que esto quede perfectamente justificado, ya que en caso contrario la AEAT puede declarar existencia de simulación y exigirnos los intereses de demora y, en su caso, la sanción pertinente.

Espero que os sea útil esta información.

Anuncios