SIALP Y CIALP

¡Hola de nuevo!

En su día ya comenté en esta entrada las rentas vitalicias que oferta  la Mutualidad y que tenían también el Plan de Ahorro a Largo Plazo.

En aquella ocasión rechinó a algunos lectores la rentabilidad que se obtiene en la Mutualidad (la renta vitalicia actualmente, después de impuestos y gastos, está en el 3,99%). Con todos los pufos que se ven es normal y muy prudente tener cuidado con productos que den esas rentabilidades, así que cada uno haga la labor de estudio que estime oportuna en el caso de que le interese. Yo estoy “tranquilo” en dicha entidad, pero torres más altas han caído y por eso diversifico lo máximo posible.

Ya os anticipo que he decidido no cambiar al SIALP porque la principal ventaja que puede tener frente a la renta vitalicia, que es la exención de los rendimientos, en nuestro caso no nos afecta de momento, y además la renta podemos rescatarla de inmediato sin penalización, cosa que no ocurriría con el SIALP.

Así que, como he estado estudiando más en profundidad este producto, os expongo lo que he sacado en claro.

 

GENERALIDADES

La ley habla de los SIALP (seguros individuales de ahorro a largo plazo) y los CIALP (cuentas individuales de ahorro a largo plazo).

¿Qué diferencias hay entre una y otra? Los CIALP no dejan de ser meros depósitos bancarios y los SIALP son seguros. Esto implica que los CIALP están sujetos al Fondo de Garantía de Depósitos, y los SIALP, a las garantías y vigilancia que establezca la Dirección General de Seguros.

Por ley, la entidad aseguradora o, en su caso, la entidad de crédito, deberá garantizar al contribuyente la percepción al vencimiento del seguro individual de vida o al vencimiento de cada depósito o contrato financiero de, al menos, un capital equivalente al 85 por ciento de la suma de las primas satisfechas o de las aportaciones efectuadas al depósito o al contrato financiero.

Las entidades suelen garantizar un porcentaje superior, por ejemplo en la Mutualidad lo han ampliado al 100% de las aportaciones realizadas según su web.

Por lo tanto, es un producto con el que podemos tener pérdidas dependiendo de la entidad con la que contratemos (hasta un 15% máximo por ley).

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

Las entidades contratantes deberán advertir en los contratos que los contribuyentes sólo pueden ser titulares de un único Plan de Ahorro a Largo Plazo de forma simultánea, que no pueden aportar más de 5.000 euros al año al mismo, ni disponer “parcialmente” del capital que vaya constituyéndose, así como de los efectos fiscales derivados de efectuar disposiciones con anterioridad o posterioridad al transcurso de los cinco años desde la primera aportación.

Están exentos los rendimientos positivos del capital mobiliario procedentes de los seguros de vida, depósitos y contratos financieros a través de los cuales se instrumenten los Planes de Ahorro a Largo Plazo siempre que el contribuyente no efectúe disposición alguna del capital resultante del Plan antes de finalizar el plazo de cinco años desde su apertura.

 

RENTABILIDADES Y CONCLUSIÓN

Tras visitar varias webs de entidades bancarias y aseguradoras no es un dato que tengan disponible, en casi todas ellas te obligan a rellenar un formulario para llamarte.

Dejando a un lado la Mutualidad, por lo que he leído en algunos foros las rentabilidades en las entidades tradicionales pueden oscilar entre el 0,50% y el 1%.

Como el máximo a aportar son 5.000 € anuales, si conseguimos un 1%, los intereses a cobrar serían (suponiendo que no se capitalizan los intereses):

Año 1: 50,00 €

Año 2: 100,00 €

Año 3: 150,00 €

Año 4: 200,00 €

Año 5: 250,00 €

 

Total……… 750,00 €

 

Debido a la exención de los rendimientos nos habremos ahorrado en impuestos un mínimo de 142,50 € durante los 5 años (en la Mutualidad serían más de 570,00 €, pero prefiero ejemplificarlo con lo que dan las entidades tradicionales).

Teniendo cuentas como Coinc, que remuneran al 0,70%, mientras no aumenten bastante las rentabilidades no le encuentro ningún aliciente a contratar este tipo de productos. Al menos personalmente no me compensaría ese posible ahorro fiscal de 142,50 € con el riesgo de no obtener ningún rendimiento.

Voy a disfrutar unos días de vacaciones por lo que responderé los comentarios a la vuelta.

Recuerda que el contenido de este blog en ningún caso constituye asesoramiento profesional.
Gracias por tu visita.

Incidencia de los impuestos en la búsqueda de la independencia financiera

¡Hola!

Todos intuimos que contra más ahorramos para invertir, más trabajará para nosotros el interés compuesto y antes alcanzaremos la independencia financiera o un buen complemento a nuestra pensión.

Bicheando con la  herramienta de Gregorio me dio por introducir mis datos familiares y calcular el impacto fiscal usando como impuesto medio sobre dividendos el 19% y el 0%. El resultado fue sorprendente, 22 años para alcanzar la independencia financiera en el primer caso, y 17 en el segundo. Cinco años de diferencia.

Usando datos similares en la  utilidad de DonDividendo la diferencia fue aún mayor, 7 años.

Independientemente de los resultados que arrojan estas herramientas sobre los años que nos faltan para conseguir la independencia financiera (dependiente de variables que es imposible conocer a priori), la conclusión está clara, una buena planificación fiscal puede suponer un atajo en el camino o, en su caso, tener un mayor complemento cuando nos jubilemos. Además es un ahorro que no afecta a nuestro nivel de vida, como puede serlo pretender ahorrar en comida, vestuario, vivienda, servicios, etc.

¿Y cómo reducimos el tipo medio sobre los dividendos? Depende de las circunstancias personales y familiares de cada uno, pero es posible en bastantes casos.

La opción más simple que se me ocurre es… no cobrar dividendos. Así tributamos al 0% hasta el momento en el que rescatemos la inversión. Hay acciones (Berkshire Hathaway por ejemplo) y productos que lo posibilitan (planes de pensiones, fondos de inversión, etfs), pero hay que valorar el coste de las comisiones que puedan conllevar.

Si tenemos una cartera de dividendos con un valor de mercado de 100.000 € que nos reporta 6.000 € vía dividendos, en el peor de los casos tributaremos por un importe de 1.140 €. Si por evitarnos ese dinero contratamos un fondo de inversión que tiene unos gastos del 1,2% abonaremos al broker 1.200 €, mal negocio hemos hecho por intentar no pagar impuestos.

¿Y a mí que me encanta cobrar dividendos qué me aconsejas para reducir el tipo medio sobre los mismos?

Ya lo hemos comentado muchas veces, el IRPF es un impuesto progresivo, así que divide todas tus ingresos entre todos los miembros de la familia y te ahorrarás un buen pellizco. Bucea entre todas las entradas del blog y encontrarás información sobre esto.

Yo me encuentro entre los que les gusta percibir rentas vía dividendos, pero no me centro exclusivamente en esa fuente de ingresos pasivos con el fin de poder adaptarme en un futuro a los caprichos del legislador de turno y optimizar mi factura fiscal. Por ello uso productos de acumulación, acciones de dividendos, renta vitalicia, cuentas remuneradas, alquiler, etc.

Por último desear lo mejor a DonDividendo. Creo que fue de los primeros blogs que seguí sobre la estrategia B&H y ha hecho una gran labor de divulgación. Desconozco lo que le ha podido ocurrir, pero me ha servido para recordar que pueden ocurrirnos muchos imprevistos en la búsqueda de la independencia financiera y hay que intentar equilibrar disfrute/inversión.

Espero que os haya sido útil la entrada.

Productos financieros interesantes (Mutualidad)

¡Hola de nuevo!

Además de lo que os voy a contar, Finanzasmania localizó una promoción interesante de 100 € en ING por contratar fondos de inversión

Al tema… igual al leer la introducción pensáis que no va con vosotros el tema por no ser abogados. Intentad seguir leyendo porque hay información que os puede ser muy útil para sacar un extra de rentabilidad al dinero que tengáis parado.

Alguna vez he mencionado que los colegiados como abogados podemos optar entre el régimen especial de autónomos o una mutualidad. Básicamente consiste en elegir si delegas en el Estado la gestión de tu jubilación o en una mutualidad. En el primer caso lo que aportas no es para tí sino para abonar las jubilaciones actuales (sistema de reparto); y en el segundo caso (sistema de capitalización) el importe de tu jubilación depende de lo que pagues y las rentabilidades que obtenga la mutualidad. Además de la jubilación también gestionan otras prestaciones, como por ejemplo la de paternidad.

Me gustaría que la posibilidad de optar fuera general, no sólo para algunos colectivos, pero imagino que no interesa a la clase política darnos la oportunidad de pasar de que nos gestionen ellos y perder poder…

La Mutualidad, aparte de ser sustitutivo del régimen general para los abogados por cuenta propia, tiene otros muchos productos que me parecen interesantes.
Por ejemplo, hay una renta vitalicia con derecho a rescate total transcurrido un año. La aportación mínima eran 10.000 €. La rentabilidad neta  (tras las retenciones) depende de la edad, pero ronda el 4%.

Ahora me parece también interesante el Plan de Ahorro 5, que no tributa por los rendimientos a partir del 5º año, siendo la aportación máxima anual de 5.000 €. Supongo que el tipo de interés será el mismo que aplican a la renta vitalicia.

También disponen de PPAS, que tienen el mismo tratamiento fiscal que los planes de pensiones, y que supongo gozarán de los mismos costes reducidos de gestión que el resto de productos.

Esta semana llamé a la Mutualidad para consultar una gestión y de paso pregunté quiénes podían contratar esos otros productos. La persona que me atendió me dijo que además de los familiares de mutualistas también podían los titulados universitarios, sin que sea necesario que sean en Derecho. Inicialmente pensaba que sólo los licenciados/graduados en Derecho y sus familiares podían contratar, y por eso nunca he publicado un post sobre esta “empresa”.

¿Cómo pueden abonar unos tipos de interés tan altos en comparación con el resto de banca y aseguradoras? Entiendo que es por ser un ente sin ánimo de lucro y repartir todo el beneficio, una vez abonados los gastos de gestión (muy reducidos) y las reservas legales oportunas.

En el siguiente enlace tenéis las rentabilidades de varios años y otra información: http://www.mutualidadabogacia.com/Home/La-Mutualidad/Acerca-de-la-Mutualidad/Datos-economicos.aspx

No tengo ninguna relación profesional con la Mutualidad ni obtengo nada si contratáis algo con ellos, pero me ha parecido interesante haceros llegar a los que me seguís esta información, y me alegraré si os podéis beneficiar de un tipo de interés mayor al de mercado.

Al igual que intentamos informarnos sobre las empresas de las que compramos acciones hacedlo igual con esta Mutualidad, no contratéis nada sin ese trabajo previo ya que a mayor rentabilidad se supone mayor riesgo.

Recuerda que el contenido de todos los post en ningún caso constituye asesoramiento profesional. Si detectas alguna errata te agradeceré que me lo indiques para mejorar el contenido del post ya que únicamente se trata de un estudio superficial.
Si te resulta de interés el contenido del blog puedes suscribirte en la parte inferior derecha para avisarte de nuevas publicaciones.