Ahorrando con “descuentos” a los rendimientos del trabajo

¡Hola de nuevo!

Os dejo un enlace a la herramienta de la AEAT para calcular las retenciones de los rendimientos del trabajo para 2016 (renta a presentar en 2017).

En la misma ya aparecen los cálculos con los nuevos “descuentos” derivados de la última reforma fiscal y que nos facilita bastante la planificación fiscal. Para hacer pruebas con poner un dni, año de nacimiento y rellenar los datos económicos que queráis ya tenéis los resultados.

¿Pero qué relación tiene esto con el mundo de las inversiones?

Bastante, ya que tenemos vehículos de inversión como los planes de pensiones que tributan como rendimientos del trabajo cuando se rescatan, y por lo tanto les son aplicables sus descuentos.

Si hacéis una simulación veréis que hay una partida de “otros gastos” por importe de 2.000 €. Independientemente del importe del rendimiento que tengamos, nos podremos deducir esa cantidad.

Adicionalmente, los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 11.250 euros tienen un “descuento” de 3.700 euros anuales y los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo comprendidos entre 11.250 y 14.450 euros: 3.700 euros menos el resultado de multiplicar por 1,15625 la diferencia entre el rendimiento del trabajo y 11.250 euros anuales (el programa enlazado os hace este cálculo).

Por lo tanto, para rendimientos inferiores a 11.250 € tendremos reducciones por importe de 5.700 €, siempre que el resto de rentas que no procedan del trabajo no superen los 6.500,00 €.

En el programa también veréis que aparece el “mínimo personal” (5.550 €). Este descuento es aplicable a cualquier tipo de rendimiento, no solo los del trabajo.

Pongamos un ejemplo para ver la utilidad de saber estas cosillas.

Pepito y Juanita, felizmente casados, estuvieron haciendo aportaciones a planes de pensiones durante toda su vida laboral. Con 50 años y la casa pagada han decidido vivir la vida dejando sus respectivos trabajos. Cada uno va a recibir vía dividendos en 2016 unos 5.200 € y tienen posibilidad de rescatar planes de pensiones por importe de 5.700 €.

¿Qué rentas anuales van a tener y cuánto van a tributar? 21.800 € anuales tributando 0 €.

Si a esto le hubieran añadido aportaciones a otros productos con beneficios fiscales (planes de ahorro 5, rentas vitalicias, etc.), estaríamos hablando de unos ingresos aún más altos con un tipo medio que no tendría nada que envidiar a los paraísos fiscales, y todo dentro de la más estricta legalidad.

Si Pepito y Juanita hubieran sido unos fans de los planes de pensiones aportando a los mismos todo su ahorro, sin construir una cartera de acciones por dividendos, podrían juntarse con 24.000 € limpios. Podéis poner en el simulador unos rendimientos por importe de 12.000 € para comprobarlo.

¿Puede el gobernante de turno cambiar todo esto?

Sí, pero la diversificación en productos financieros y tipos de ingresos pasivos nos servirán para adaptarnos a las ocurrencias del político de turno. Aunque varíen las cantidades el esquema de descuentos a los rendimientos del trabajo lleva mucho tiempo e igual veo más peligro en que los rescates de planes de pensiones los traten igual que al resto de rentas del capital mobiliario (como los dividendos), dado que recuerdo haberlo leído en el programa de algún partido político.

Si os ha sido útil esta entrada recordad suscribiros para recibir próximas publicaciones.

Incidencia de los impuestos en la búsqueda de la independencia financiera

¡Hola!

Todos intuimos que contra más ahorramos para invertir, más trabajará para nosotros el interés compuesto y antes alcanzaremos la independencia financiera o un buen complemento a nuestra pensión.

Bicheando con la  herramienta de Gregorio me dio por introducir mis datos familiares y calcular el impacto fiscal usando como impuesto medio sobre dividendos el 19% y el 0%. El resultado fue sorprendente, 22 años para alcanzar la independencia financiera en el primer caso, y 17 en el segundo. Cinco años de diferencia.

Usando datos similares en la  utilidad de DonDividendo la diferencia fue aún mayor, 7 años.

Independientemente de los resultados que arrojan estas herramientas sobre los años que nos faltan para conseguir la independencia financiera (dependiente de variables que es imposible conocer a priori), la conclusión está clara, una buena planificación fiscal puede suponer un atajo en el camino o, en su caso, tener un mayor complemento cuando nos jubilemos. Además es un ahorro que no afecta a nuestro nivel de vida, como puede serlo pretender ahorrar en comida, vestuario, vivienda, servicios, etc.

¿Y cómo reducimos el tipo medio sobre los dividendos? Depende de las circunstancias personales y familiares de cada uno, pero es posible en bastantes casos.

La opción más simple que se me ocurre es… no cobrar dividendos. Así tributamos al 0% hasta el momento en el que rescatemos la inversión. Hay acciones (Berkshire Hathaway por ejemplo) y productos que lo posibilitan (planes de pensiones, fondos de inversión, etfs), pero hay que valorar el coste de las comisiones que puedan conllevar.

Si tenemos una cartera de dividendos con un valor de mercado de 100.000 € que nos reporta 6.000 € vía dividendos, en el peor de los casos tributaremos por un importe de 1.140 €. Si por evitarnos ese dinero contratamos un fondo de inversión que tiene unos gastos del 1,2% abonaremos al broker 1.200 €, mal negocio hemos hecho por intentar no pagar impuestos.

¿Y a mí que me encanta cobrar dividendos qué me aconsejas para reducir el tipo medio sobre los mismos?

Ya lo hemos comentado muchas veces, el IRPF es un impuesto progresivo, así que divide todas tus ingresos entre todos los miembros de la familia y te ahorrarás un buen pellizco. Bucea entre todas las entradas del blog y encontrarás información sobre esto.

Yo me encuentro entre los que les gusta percibir rentas vía dividendos, pero no me centro exclusivamente en esa fuente de ingresos pasivos con el fin de poder adaptarme en un futuro a los caprichos del legislador de turno y optimizar mi factura fiscal. Por ello uso productos de acumulación, acciones de dividendos, renta vitalicia, cuentas remuneradas, alquiler, etc.

Por último desear lo mejor a DonDividendo. Creo que fue de los primeros blogs que seguí sobre la estrategia B&H y ha hecho una gran labor de divulgación. Desconozco lo que le ha podido ocurrir, pero me ha servido para recordar que pueden ocurrirnos muchos imprevistos en la búsqueda de la independencia financiera y hay que intentar equilibrar disfrute/inversión.

Espero que os haya sido útil la entrada.

Cartera en divisas

¡Hola!

CARTERAS EN DIVISAS

En una publicación anterior surgieron dudas acerca de la tributación de nuestras inversiones cuando operamos con cuentas en divisas.

No tengo ninguna cuenta en divisas, pero para los que sí las usan he elaborado un ejercicio práctico sencillo para entender la operativa fiscal:

1º) Abrimos una cuenta con 5.000 $ cuando el tipo de cambio está a 1´07. Coste total de los $ = 4.672,90 €

2º) Compramos 20 acciones de McDonald´s a 100 $. Coste total de la compra: 2.000 $

3º) Vendemos todas las acciones a 110 $, estando el tipo de cambio a 1,20. El precio de venta son 2.200 $, por lo que tenemos 200 $ de ganancia o 166,67 € (200/1,20).

4º) Cancelamos la cuenta en dólares y la pasamos a euros cuando el tipo de cambio está a 1,40. Obtendremos 3714,29 € (5.200 $ / 1,40). Dado que comenzamos con 4672,90 € hemos tenido 958,61 € de pérdidas, según el siguiente desglose:

– Los 5.000 $ comprados a 1,07 y vendidos a 1,40 nos han originado 1.101,47 € de pérdidas.

– Los 200 $ adquiridos a 1,20 y vendidos a 1,40 nos han originado 23,81 € de pérdidas.

– Las ganancias por la venta de acciones fueron 166,67 €.

Sumando las tres cantidades comprobaremos que son los 958,61 € (166,67 – 1101,47 – 23,81).

Si en lugar de cancelar totalmente la cuenta en dólares la hubiéramos cancelado parcialmente tendríamos que usar el método FIFO para obtener las ganancias/pérdidas.

Espero que os haya sido útil la información.

Recapitulación fin de año

Información tributaria.

Normalmente a finales de año la AEAT ponía a disposición de los contribuyentes un simulador para calcular la renta a presentar en el año siguiente. Era una herramienta fenomenal para anticipar el cálculo del IRPF, y más este ejercicio 2015 con las reformas que ha habido. Pero al parecer este año, por el motivo que sea, no lo van a publicar. Esperemos que sea algo ocasional.

Lo que sí tenemos son las fechas de inicio y finalización del plazo para presentar el IRPF correspondiente a 2015, que van desde el 6 de abril hasta el 25 de junio de 2016.

Y nada más por este año. Desearos felices fiestas y una pronta independencia financiera.

Diversificación de ingresos pasivos

¡Hola de nuevo!

Antes de seguir me gustaría avisar a los aragoneses que a partir del 1/1/2016 está previsto que desaparezca en Donaciones la reducción de 300.000 € que existía a favor del cónyuge e hijos. La semana pasada en la notaría observé que tenían bastante trabajo con este tema. El que quiera hacer algo debe apresurarse…

Salvo la noticia anterior me voy a salir algo del contenido del blog para comentaros oportunidades para obtener ingresos pasivos diferentes a los dividendos:

1º) Plan Conecta BBVA: Por abrir una cuenta online e ingresar 600 € / mes abonan 20 € netos. El proceso no es que sea muy intuitivo, y desde mi punto de vista no aportan mucha información sobre el estado de la tramitación.

Calculo que más de 3 horas de trabajo no  va a llevar todo el trámite de altas, transferencias, futuras cancelaciones de cuenta, etc… así que me parece una buena inversión. La única trampa que se me ocurre en todo esto es que a partir de enero de 2016 cobren por las transferencias.

2º) Tarjeta Barclaycard: Devuelven un 1% del importe total de compras. Vinculas la tarjeta a tu cuenta habitual y se puede elegir pagar en menos de tres meses para no tener gastos por intereses.

Sólo hay que rellenar un formulario con datos de la renta, número de cuenta a vincular, trabajo, propiedades, etc… Si estáis de alquiler pero tenéis alguna vivienda en propiedad poned que vuestra vivienda es en propiedad, porque en caso contrario creo que no la conceden.

3º) Compraventa de opciones put: En su día empecé a operar en Selfbank con las ventas de put, pero a los 2-3 meses anularon la operativa y lo dejé estar, hasta hace poco que abrí cuenta en Degiro.

Vender una put no es más que adquirir el compromiso de comprar una determinada acción, en un plazo determinado, a un precio señalado, a cambio de una prima. Cada put son 100 acciones.

Por ejemplo, para probar la operativa de Degiro vendí una put del BBVA el 20/8/2015, strike 8,50 €, y vencimiento octubre de 2015. Cobré una prima de 28 € y las comisiones fueron 1,50 €.

Al llegar el vencimiento en octubre, como el precio era inferior a 8,50 € ejecutaron la put y me aparecieron en cartera las 100 acciones de BBVA, con un coste de 850 € y “un euro” de gastos de compra. Lo del euro de gasto de compra me sorprendió bastante.

Antes de llegar el vencimiento se pueden cancelar estas posiciones comprando una put con el mismo strike (8,50 €) y el mismo vencimiento (octubre).

No quise comprar una put para cancelar la posición para ver si en Degiro te compran las acciones, ya que al parecer hay brokers que funcionan por diferencias y no es lo que yo quiero, ya que en principio lo voy a usar para promediar a la baja obteniendo primas a cambio.

 

Podéis consultarme cualquier duda sobre la contratación de estos productos y os ayudaré en lo que pueda.